Tu tienda de Irrigadores Bucales. Cuida tu higiene dental.

¿Sabías que hay cinco lados visibles de tus dientes? El cepillado convencional se encarga de las superficies frontal, posterior y de masticación, pero ¿cómo se limpia entre los dientes? Exacto, utilizando hilo dental. Usar hilo dental antes del cepillado eliminamos los restos de comida y permite que la pasta de dientes penetre entre los dientes. Actualmente ha surgido una solución más eficiente. Los irrigadores bucales son dispositivos con una pequeña boquilla que dispara agua, aire o una combinación de ambos a los dientes y la línea de las encías para eliminar la placa y los restos de comida.

🦷 Ventajas de utilizar un irrigador Dental 🦷

  • Uno de los beneficios principales de usar un irrigador bucal es que los chorros de agua eliminan partículas de comida alojadas entre los dientes, lo que lo convierte en una forma rápida, fácil y poco invasiva de limpiar sus dientes.
  • Un irrigador oral es eficaz para eliminar las bacterias de las bolsas profundas que se producen cuando las encías se separan de los dientes. A menudo se recomienda para pacientes con enfermedad de las encías. El hilo dental no puede llegar a estas áreas y puede generar lesiones leves.
  • Las personas con frenillos también pueden beneficiarse del uso de un irrigador dental porque el agua que fluye se coloca detrás de los cables de metal para ayudar a eliminar las partículas de comida.
  • Por su funcionamiento a base de agua a alta presión, funcionan bien para limpiar alrededor de implantes , coronas y puentes.

¿Cómo utilizar un irrigador bucal?

La forma más básica y recomendable de usar un irrigador dental es con agua tibia y comenzar con la configuración más baja. Dirija el agua a los espacios entre los dientes. Comience con los dientes posteriores y avance hacia el frente. Para empezar, inclínate para evitar un derrame de agua.

Sostenga la punta del irrigador en un espacio durante aproximadamente 3-5 segundos, dejándolo bombear y limpiar a fondo el área, antes de moverse lentamente a lo largo de la línea de la encía del diente y en el siguiente espacio. Puede cambiar a un ajuste más alto una vez que sus encías se acostumbren a la presión del agua y perfeccione la técnica.

¿Es más efectivo usar hilo dental o un irrigador bucal?

El principal inconveniente de usar un irrigador bucal es el costo, que puede ser un poco caro para la mayoría de las personas. El precio, incluidos los cabezales de reemplazo, promedia más que el hilo dental normal, y se recomienda que reemplace las puntas cada 3-6 meses.

Un chorro de agua dental no limpia la placa de los dientes tan bien como el hilo dental. El hilo dental abraza el diente y raspa la placa, lo que evita que cause caries y gingivitis. Un irrigador dental simplemente lo enjuaga. Por tanto, no sustituye al hilo dental en todos los casos pero resulta un complemento muy recomendado.

Para los pacientes con ortodoncia, trabajos de restauración pesados ​​como coronas y dentaduras postizas, o pacientes que tienen problemas para usar hilo dental de manera rutinaria, un irrigador oral puede ayudar a mantener sus dientes limpios mejor que simplemente cepillarse. Para todos los demás pacientes, si desea ser más diligente con la higiene bucal, considere combinar el irrigador con hilo dental.

Primero use hilo dental para aflojar la placa y use el chorro para eliminarla, luego continúe cepillándose con una pasta de dientes con flúor. Los pacientes que usan irrigadores bucales informan menos sangrado y tejido de las encías más firme.

Nuestra recomendación

¿Con qué frecuencia se debe usar un irrigador bucal?

Para mantener una buena salud bucal, los profesionales dentales recomiendan usar hilo dental al menos una vez al día y cepillarse los dientes al menos dos veces al día. Si tienes aparatos ortopédicos, implantes, puentes, coronas u otros trabajos dentales que son difíciles de mantener limpios, se recomienda usar más de una vez al día.

Si te han notificado que tienes enfermedad de las encías, tu dentista puede recomendar el uso de un irrigador bucal más a menudo hasta que esté bajo control. En ocasiones es necesario utilizar puntas especializadas para áreas más severas. En resumen, el uso diario te ayuda a mantener una sonrisa saludable. Ãšselo con más frecuencia si necesita una limpieza adicional o para tratar la enfermedad de las encías según las indicaciones de su dentista.

Tips para conservar los irrigadores bucales

Para asegurarse de que no ocurran problemas, podría ser una decisión inteligente mantener en buenas condiciones su irrigador bucal. Sí, es un proceso simple que no toma más de 5 minutos de su tiempo, pero realmente tiene un resultado impresionante para el estado general de su unidad. 

De todos modos, todo debe comenzar con una limpieza adecuada. Durante el proceso, tendrás que desmontar el equipo, limpiar todos los componentes y asegurarte de que no queden residuos que pueda poner en peligro los componentes principales.

Se recomienda usar agua caliente, palillo de dientes o incluso un cepillo para limpiar completamente todas las piezas. Tarde o temprano pueden desarrollar moho, lo cual es normal si nos damos cuenta de que constantemente están constantemente expuestos al agua y la humedad.

La limpieza del depósito es otra tarea principal a considerar. En esencia, se debe verter una solución antibacteriana, inmediatamente con la punta del irrigador hacia el fregadero y configurarlo a la máxima presión. Esto puede limpiar todo el tanque y los conductos, eliminando moho, bacterias y residuos. Además, se puede usar vinagre de color blanco o cualquier otra solución que elimine las bacterias y la cal acumulada.

Otra recomendación importante es que en el caso de que viaje a lugares donde los rangos de temperatura estén por debajo de cero, asegúrese de eliminar toda el agua del tanque y de estos dispositivos. Esto puede evitar que se forme hielo, lo que provocará daños graves en su unidad.

Tipos de irrigadores dentales

Los irrigadores bucales pueden ser de varias formas, tamaños y diseños dependiendo del modelo y el fabricante. Todos estos ejecutan el mismo trabajo, están diseñados para ser colocados en una repisa o también pueden ser portátiles.

  • Irrigadores bucales Inalámbricos y portátil: Este tipo de dispositivos funciona con baterías. Su tamaño es inferior, lo que lo hace perfecto para aquellas personas que no tienen toma corriente en el baño o que viajan frecuentemente, además, posee el tanque de agua incorporado en el asa, lo que representa menos tiempo de uso y suele tener menos control sobre la potencia del agua.
  • Irrigadores con cable: Estos irrigadores dentales por lo general destacan por las características variadas que integran. Deben colocarse sobre una encimera o superficie de trabajo ya que su tamaño generalmente es superior y necesitan alimentación de red para poder funcionar. Integran un depósito de agua más grande para un uso múltiple o más extendido. Los irrigadores bucales con cable suelen ser los más capaces y eficientes.

Consejos para elegir un buen irrigador bucal

Si quieres comprar el irrigador ideal para tus necesidades debes valorar y tener en cuenta algunas de estas características que te relacionamos a continuación:

  • La potencia de bombeo: Esta característica es la base de su funcionamiento por lo que es recomendable que el producto cuente con una potencia alta, que te permita remover con facilidad aquellas partículas que suelen alojarse entre los dientes y reguladores de potencia, para ajustarlo dependiendo del objetivo que quieres lograr.
  • Cantidad de agua: Debes tener claro en que contexto piensas utilizarlo y en consecuencia seleccionar uno que cuente con una capacidad que te permita abastecer todo el proceso de limpieza.
  • Dimensiones: Si quieres un irrigador para tu casa y mantenerlo en un lugar fijo puedes valorar uno con mayores dimensiones en caso que lo quieras para llevarlo en viajes debes optar por uno portátil que son menos voluminosos.
  • Materiales: Debes asegurarte que el producto cuente con materiales resistentes y duraderos, lo ideal es que muestren una buena resistencia al agua y que no se deterioren con facilidad.
  • Agarre: El agarre resulta muy importante para la estabilidad y precisión, te recomendamos que el producto cuente con un agarre cómodo, que te permita manipularlo por tiempos prolongados sin generar molestias.

Artículos Relacionados

Productos Destacados